SEP 2014
19
GP de Singapur – De la Rosa: “Una carrera en apnea” 19-09-2014
GP de Singapur – De la Rosa: “Una carrera en apnea”

“Lo último que te esperas de una carrera nocturna es pasar calor, pero desde luego que yo experimenté en mi propia piel lo equivocada que podría llegar a ser esa premisa”. Así es como inicia Pedro de la Rosa, desde hace dos años piloto probador de la Scuderia Ferrari, su repaso al Gran Premio de Singapur. “En estas latitudes, incluso tras la puesta de sol, se sufre mucho por el calor y la humedad. También influye el hecho de que, en este circuito urbano, las numerosas barreras (¡auténticos muros!) no dejan que corra aire. Si hay una carrera en la que se pueda hablar metafóricamente de que se hace en apnea, sin duda es la de Singapur. A veces esperas que entre el Coche de Seguridad, aunque sea sólo para poder beber y respirar un poco antes de volver a tope: es un auténtico maratón”.

Una pista muy exigente.
“El circuito de Singapur es especialmente complicado, muy técnico, donde no te puedes permitir el lujo de cometer el más mínimo error”, continúa el español en www.ferrari.com. “De hecho, esta pista presenta la misma dificultad que Mónaco, con la diferencia de que cuando se corre en el Principado se recorren poco más de 260 kilómetros, mientras que en Singapur todos los años se alcanzan casi las dos horas de límite de carrera. En el laberinto de curvas de Marina Bay, es particularmente difícil también adelantar por la falta de rectas y la única oportunidad está en la frenada de la curva siete. Aquí, para mantener la trayectoria, se necesita máxima concentración, porque la superficie empieza ya a ser muy bacheada desde la salida de las curvas cinco y seis”.

Frenos bajo presión.
“Este trazado es extremadamente exigente con los frenos, porque la ausencia de rectas largas y la presencia de los numerosos muros hace que sea muy difícil enfriar los discos. Cuando corrí aquí en 2012, ni siquiera había terminado la primera vuelta cuando mi ingeniero me recordó que cuidara los frenos porque la temperatura ya era muy alta. Aquí, más que en cualquier otra pista del calendario, la elección de los materiales puede ser algo decisivo para el resultado final de la carrera”.

© Pedro de la Rosa