AGO 2014
21
De la Rosa: “Una carrera con altas temperaturas” 25-07-2014
De la Rosa: “Una carrera con altas temperaturas”

Budapest, 25 de julio – Hungaroring es un circuito que no deja indiferente al que pasa por él: odiado por algunos pilotos y amado por otros, de lo que no se libra ninguno es del calor que invade el fin de semana de carrera. “El circuito de Hungaroring es uno de mis favoritos”, deja claro Pedro de la Rosa, piloto probador de la Scuderia Ferrari, a www.ferrari.com. “Y no sólo porque aquí me subí al podio, sino porque creo que se trata de una pista fantástica, con muchos tipos de curvas, algunas que requieren una frenada brusca y otras que son de baja velocidad. No faltan tampoco las curvas rápidas, sobre todo la número 4 que además es ciega, y algunos cambios de inclinación, lo que hace que la sensación de velocidad sea mayor”.

“En cuanto al asfalto, suele ofrecer poco agarre cuando se empieza a rodar el viernes, pero luego mejora poco a poco según van dejando goma en la pista los coches”, continúa Pedro. “Por otro lado, ahora la calidad de la superficie es muy buena, mientras que en el pasado era muy irregular. Adelantar aquí es muy difícil, porque la recta que va desde la curva 14 a la 1 no es demasiado larga. En consecuencia, la clasificación aquí es particularmente importante. Normalmente, cuando corremos en Hungría hace mucho calor; es a finales de julio, casi agosto, y los pilotos necesitan mantenerse hidratados, bebiéndose el litro y medio de líquido del que disponen una vez están dentro del coche. Por suerte el clima es seco, con lo que es menos agotador a nivel físico”. Claro que aquí no sufren solamente los pilotos con el calor: los coches también lo padecen. “Un aspecto muy importante de Hungría es la refrigeración del motor y de los frenos, porque la falta de rectas significativas hace que no haya demasiadas oportunidades de que el aire pase a través de los radiadores y conductos de refrigeración”.


© Pedro de la Rosa