¡

BIENVENIDO, Invitado ( Identifícate | Registrase )

3 Páginas V   1 2 3 >  
Reply to this topicStart new topic
> HISTORIA: Tazio Nuvolari
Votos 4 V
Nivola
mensaje Apr 7 2008, 06:12 PM
Publicado: #1


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 1.626
Desde: 11-March 08
De: Segovia-Valladolid
Usuario No.: 3.599



Hola señores.
He decidido crear este nuevo topic y os cuento por qué.
Llevo en el foro desde su creación, aunque me registrara en él bastante tarde, no se, dos o tres años después, el caso es que desde el inicio fui asiduo lector, y a pesar de haber intervenido contadas veces, me sentía suficientemente integrado a la "familia" compartiendo y leyendo los diferentes temas.

Y ahora me ha dado por retomar una vieja costumbre del foro que particularmente siempre me fascinó (creo que hace tiempo que no se saca uno de estos temas): la historia antigua del automovilismo, digamos la Edad de Oro del motor...
No se si os interesará, pero bueno, yo lo lanzo, y si no tiene buena acogida, con dejarlo hundirse en el tiempo asunto arreglado. Espero que no moleste a nadie.

Vereis, muchos de vosotros habreis leído "Hombres, mujeres y motores" , una joya --aparte de disquisiciones o gustos literarios-- sobre esa época dorada a la que me refiero.
Pues es a algo así a lo que quiero llegar; algún topic de este género se hecha de menos de vez en cuando. Al menos a mí me pasa. A muchos os parecerá un peñazo, con no prestarlo atención, punto.

La cosa es que hubo un piloto de aquellos míticos que siempre me llamó la atención, y desde que leí ese libro, su figura fue incrementando mi curiosidad. Más tarde, con posteriores lecturas indagando en el personaje, confieso que caí en la más absoluta fascinación. Se trata de Tazio Nuvolari, el viejo "Nivola"...( de ahí mi nick...).

Hace unos años, en una visita al antiguo Circuito de Pau (Francia), escenario de legendarias carreras de la época (y de épicas actuaciones de este piloto), tuve la milagrosa fortuna de encontrar en una pequeña librería de la ciudad dedicada al motor, una maravillosa publicación: "Nuvolari. The legend lives on" un libro original de C. De Agostini.
Me costó un ojo de la cara y parte de un riñón, pero no lo dudé, sólo por las fotografías, láminas y grabados merece la pena; aunque es mucho más que eso...
Más tarde traté de encontrar una edición en español, desconozco si existe, pero no he dado con ella.

Si os parece, me propongo transcribiros un poco del inicio del libro, por si a alguno le interesa, no conoce, o siente curiosidad por este piloto, llamado por sus propios compañeros "El Gran Maestro".

Os aviso que es una traducción propia,totalmente libre, sobre un estilo literario en que el autor juega a caballo entre un lenguaje antiguo y moderno, por lo que algunas expresiones o saltos os pueden descolocar un poco o pareceros algo incoherentes. En ese caso el error es todo mío. Perdón por adelantado.
De todos modos pienso que quizá pueda valer para entenderlo un poco.
Espero que os guste....


AQUEL 11 DE AGOSTO

" Las noticias se propagaron con enorme rapidez duante las horas tempranas de la mañana. Se introdujeron en los hogares, en las tiendas, en los bares, y fluyeron a lo largo de las calles de la ciudad, alcanzaron a los hombres que iban a trabajar, a las mujeres de camino al mercado, y hasta a los chicos que pedaleaban rápidamente en sus bicicletas para entregar el pan reciente o una botella de leche.
El mediodía en Mantua se llenó de comentarios y recuerdos, con la gente unida en una vaga sensación de orgullo traicionado.
A las tres de la tarde, ya una masa humana se había amontonado en una bochornosa Viale Rimembranze, rodeándola en una especie de atestada pero silenciosa parada, esperando todos para ver el rostro que perteneció a ese nombre. Un acústico y sugestivo nombre que recordaba el rugido de los motores, pero que también evocaba a algo etéreo y liviano.
Nuvolari --con aquella sonora "a" que el nombre arrastraba a cuestas-- los recibió tendido inmóvil en su estudio, sus ojos cerrados y una serena expresión en su cara porque ,compitiendo y arriesgando, él mismo ya había asistido a su propio funeral muchas veces. Quizá fue por eso por lo que lo vistieron con su jersey amarillo, pantalón azul pálido y un casco de piel blanco , el cual parecía querer proteger su cabeza de aquel torrente de salutaciones finales.
Ese era el atuendo que él quiso, y no el otro rojo oscuro, ya que el blanco le parecía más adecuado. Le recordaba su última carrera tres años atrás en Palermo, pero también le traía a la memoria la interminable secuencia de victorias en aquel fabuloso año de 1932, cuando no hubo una sola nube frente a su sol.

El destino quiso que él se expresase a sí mismo a través de la velocidad.
Esa primitiva necesidad, anterior incluso a las pinturas de los búfalos grabados por manos prehistóricas en las rocas de Altamira, hizo que el hombre, tan pronto como descubrió y comprendió la fascinación por el movimiento, la velocidad, sintiera la necesidad de hacerlo. Y siempre más rápido.
Nuvolari empleó su vida corriendo, primero a través de su imaginación; después con la realidad firmemente agarrada entre sus manos; y finalmente, con todos los recuerdos que se entrelazaban en su corazón, y que ahora y entonces se le introducían como una puñalada de nostalgia.
Continuó corriendo mientras el mundo pasó frente a él. No realmente una carrera. Al contrario, era como si el tiempo se hubiera detenido justo antes de la salida. En esos fugaces momentos, se convertía en un relámpago de pantalones azul pálido dentro del cockpit con el jersey amarillo estrechando su torso. Pero también en un par de labios apretados y dos brazos relajados, quietos, que se adherían ellos mismos al cuerpo como las alas plegadas de una garza, esperando extenderse hacia el volante.

Había adquirido el halo de leyenda en su máxima extensión. Todo el mundo sabía que era el piloto de los milagros.
El único capaz de ganar con coches muy inferiores.
El hombre que corrió a través de las carreteras de la Mille Miglia, lastimosamente, y sin embargo indomable, conduciendo un coche cuyos frenos se habían agotado.
Un hombre que ,encajado en un molde de escayola tras un accidente, hizo el esfuerzo de subirse a una motocicleta y ganar la carrera.
El hombre que en otra ocasión, de noche, con sus luces delanteras apagadas, fue capaz de engañar a su adversario y reducir las diferencias para entonces adelantarlo con la línea de llegada ya a la vista.
Un piloto que fue capaz de correr ajustando una especie de bridas en sustitución del volante dañado...
Un hombre en el que se mezclaba la realidad con la leyenda, manteniendo viva la memoria de la gente.

Aquel 11 de Agosto, su vida entera fue revisada otra vez, instante por instante. Las pistas reviradas, la riada de victorias, con absoluta indiferencia por saber si muchos episodios fueron o no reales. Ya en vida disfrutó de los sólidos vapores de la leyenda, que explican en todo caso un hecho innegable: la admiración por el corage que empuja a alguien hasta más allá de todos los límites.


¿ El más grande...?

Nació en Castel d´Ario, un pequeño pueblo mantovano a tiro de piedra de Verona, en Italia. Aunque en realidad sus antepasados provenían de diversos lugares, proporcionándole algo cada uno de ellos, algo que le ayudó a vivir, a sobrevivir con aquel nombre --Tazio-- tan inusual, romántico y hermético.
No obstante, él jamás habría imaginado que ese nombre daría jaque mate a la ley del olvido, como luego lo harían Fausto Coppi, Pelé, "Manolete", Ricado Zamora o también James Dean o Marilyn Monroe.

Enzo Ferrari llegó al velatorio desde Módena a las cinco de la tarde.
Alto, fuerte, cercano a alcanzar una popularidad casi mesiánica, franqueó la entrada de Villa Nuvolari, pintada de amarillo y rodeda por un murete ajardinado construído a la manera y en recuerdo de las pistas del antiguo Nurburgring, y penetró en el pequeño estudio, ahora tranformado en capilla.
La más preciada reliquia estaba allí, inmóvil, como si estuviera concentrándose, dispuesto a atacar de nuevo.
Quién sabe lo que pensó Ferrari cuando su cuerpo dudó, como siempre ocurre frente a la muerte, probablemente que todo eso era una alucinación. Después continuó allí quieto, enigmático y severo, como una estatua.
Sus pensamientos lo transportaron a otra capilla ardiente, aquella en la que el hijo mayor de Tazio, Giorgio, yació en paz después de haber muerto mientras su padre estaba en América, defendiendo inutilmente la "Vanderbilt Cup" que había conquistado para Italia el año anterior. Fue Ferrari quien sostuvo el contacto con Nuvolari al otro lado del océano, y quien telegrafió al piloto en ese duro momento con la mala noticia.
Pero ahora no había nada que telegrafiar,porque no existía un extenso océano entre la estatua y el hombre vestido de amarillo y azul claro, sólo unas pocas pulgadas...
El constructor de los coches más prestigiosos del mundo nunca antes vivió una intimidad tan intensa con ese hombre, que en días remotos, le dio la mayor de las satisfacciones en su modesta trayectoria como piloto, cuando al final de una carrera, Nuvolari confió al alto e inalterable hombre que había tenido que trabajar como nunca para derrotarlo.

La extraña inmovilidad de Tazio retrajo a Ferrari, que por un momento sintió flaquear. Sobre todo porque le asaltaban los recuerdos; se acordó de aquel otro día en Módena, inmediatamente después de la II Guerra Mundial: Nuvolari estaba compitiendo por Italia en un coche que insultaba su nombre y su pasado, y aunque orgulloso, su cuerpo ya era solo un vestigio del vigor que había sido antaño. Mas, deteriorado en lo físico y desgarrado psicológicamente, jamás cedió a la realidad del eterno anhelo por la velocidad y las curvas rápidas.

Ferrari jamás lo dudó: el piloto a situar en un pedestal era Nuvolari, que existió gracias a sus propias virtudes. En toda su carrera, no hay vestigio de maestro alguno, de un ejemplo, o al menos de un ídolo. Al contrario, él fue el inspirador, pasado y presente, de quienes llegaron a ser los más eficaces intérpretes del arte del pilotaje: Nino Farina, el primer campeón mundial de la era moderna,por ejemplo, o Stirling Moss, Fangio,e incluso Gilles Villeneuve.

Siempre en algún momento, surge la intrigante pregunta que suele arrojar estériles pero curiosos argumentos: ¿Quién ha sido el más grande piloto de todos los tiempos?
Periodistas de todas las naciones son consultados; los fans son involucrados y responden a formularios complejos; la gente incluso recurre a los computadores buscando la respuesta...
Si por grande queremos decir la persona que ha legado el mayor número de memorias vívidas, de ecos más lúcidos, y un inagotable sinfín de puntos de referencia, entonces no hay duda: el piloto más grande es Tazio Nuvolari. "


En fin, lo dejo aquí. Espero que a alguien le haya gustado o le abra el apetito por saber más cosas de la "prehistoria del motor".
Si viera que estais interesados en conocer algo más de la figura de este piloto, o del libro, puedo ir desgranando poco a poco otras partes interesantes del libro en este topic.

Un saludo, caballeros.


--------------------
Go to the top of the page
 
+Quote Post
cies
mensaje Apr 7 2008, 06:17 PM
Publicado: #2


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 2.566
Desde: 11-March 08
Usuario No.: 868



rolleyes.gif rolleyes.gif rolleyes.gif rolleyes.gif
Aunque hay otros topics de historia y alguno con post dedicados a Nuvolari solo la traduccion de ese libro merece el topic.
Muchisimas gracias. tongue.gif


--------------------
Islas Cíes,
Paraíso natural frente a Vigo.


http://es.wikipedia.org/wiki/Islas_C%C3%ADes
Go to the top of the page
 
+Quote Post
Raquel
mensaje Apr 7 2008, 06:27 PM
Publicado: #3


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 4.006
Desde: 11-March 08
De: Sitges. (Barcelona)
Usuario No.: 3.717



¡Muchísimas gracias, NIVOLA! smile.gif

Por mí puedes seguir hasta cansarte laugh.gif (si tienes tiempo y ganas, por supuesto).

Un verdadero placer leer estas cosas...

¡Más! wink.gif


--------------------
"I am an artist; the track is my canvas, and the car is my brush." - GRAHAM HILL
Go to the top of the page
 
+Quote Post
Glups
mensaje Apr 7 2008, 06:32 PM
Publicado: #4


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 66
Desde: 27-March 08
Usuario No.: 6.166



Sencillamente DELICIOSO.......

Muchas gracias por la transcripción, son estas cosas las que convierten este foro en el mejor.
Go to the top of the page
 
+Quote Post
accitano
mensaje Apr 7 2008, 06:32 PM
Publicado: #5


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 2.856
Desde: 11-March 08
De: Spain
Usuario No.: 3.692



Muchísimas gracias Nivola!!!!

Yo también echo de menos este tipo de topic en el foro. De hecho, obviamente son sus foristas pero también este tipo de Topic los que hacen muy especial a este Foro.

CITA(Nivola @ Apr 7 2008, 07:12 PM) *
En fin, lo dejo aquí. Espero que a alguien le haya gustado o le abra el apetito por saber más cosas de la "prehistoria del motor".
Si viera que estais interesados en conocer algo más de la figura de este piloto, o del libro, puedo ir desgranando poco a poco otras partes interesantes del libro en este topic.

Un saludo, caballeros.


De dejarlo aquí nada!!! No es que puedas es que debes continuar desgranando fragmentos del libro. wink.gif


--------------------
Saludos.

"Cada tanto viene bien una derrota" Frank Williams.
Go to the top of the page
 
+Quote Post
QUIQUE A.
mensaje Apr 7 2008, 06:33 PM
Publicado: #6


¡A ras!
***

Grupo: Members
Mensajes: 783
Desde: 11-March 08
De: Ourense
Usuario No.: 5.140



Que si interesa ... jolines, yo diría ohmy.gif

La conversación con un oficial nazi es inolvidable:

Nuvolari al límite como quien anda por el pasillo de su casa, como ilustra bien la anécdota de aquella vez en Nurburgring, cuando un jerarca Nazi, asombrado de las maniobras del mantovano, le comentó:

- Usted conduce de tal manera que seguro que es consciente de que cualquier día puede morir en la pista. ¿No le da miedo cuando se monta en el auto para correr?

- ¿Y usted donde cree que morirá? -Le preguntó Nuvolari.

- ¡Espero que tranquilamente en mi cama! - Contestó el dirigente.

- ¿Y no se pone nervioso cuando se va por la noche a dormir?

CITA
Si viera que estais interesados en conocer algo más de la figura de este piloto, o del libro, puedo ir desgranando poco a poco otras partes interesantes del libro en este topic.


Y si puedes escanear alguna foto, ya sería la pera.



Busto de Tazio Nuvolari en el Palacio de la Lottomatica en Roma
Go to the top of the page
 
+Quote Post
ScuVi
mensaje Apr 7 2008, 06:38 PM
Publicado: #7


Propietario del Emporio Bellotil
***

Grupo: Members
Mensajes: 870
Desde: 17-March 08
De: Eso quisiera yo saber
Usuario No.: 6.138



Muy interesante, siempre es bueno saber de historia antigüa del automovilismo. cosas que deberían aprender muchos de los jovenes pilotos que tenemos hoy en la parrilla
Go to the top of the page
 
+Quote Post
Lebasi
mensaje Apr 7 2008, 07:02 PM
Publicado: #8


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 79
Desde: 17-March 08
Usuario No.: 6.141



Estupendo! gracias Nívola, un auténtico placer leer cosas de este tipo.


--------------------


Go to the top of the page
 
+Quote Post
mariaansj
mensaje Apr 7 2008, 08:54 PM
Publicado: #9


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 121
Desde: 11-March 08
De: Granada
Usuario No.: 5.074



Estupendo topic!!
La traducción esta genial, así que si cuando tengas un ratico...y no tengas otra cosa que hacer..te agradeceremos que nos adelantes otro poquito de ese libro.

Un saludo, caballeros.Por cierto..no hay saludo para las mujeres?? wink.gif



--------------------
... En tiempos de injusticia es peligroso llevar la razón...
Go to the top of the page
 
+Quote Post
AC99
mensaje Apr 7 2008, 09:43 PM
Publicado: #10


DELAROSISTA TOTAL
***

Grupo: Members
Mensajes: 3.359
Desde: 11-March 08
De: Madriles
Usuario No.: 3.097



Qué maravilla.

No puedo más que darte las gracias y animarte a seguir compartiendo partes del libro con nosotros.

Gracias, un saludo!


--------------------
Resistir es vencer, y en los momentos malos hay que ser, sobre todo,condenadamente optimista, hasta el final.
Sir. Ernest Shackleton.
Go to the top of the page
 
+Quote Post
tenista
mensaje Apr 7 2008, 10:43 PM
Publicado: #11


TENISTA
***

Grupo: Members
Mensajes: 23.987
Desde: 11-March 08
De: Meco-Madrid
Usuario No.: 3.906



Creo haber leido, en algun topic del antiguo foro, algo sobre el libro, pero nunca nada sobre dicho piloto.

Tambien recuerdo algun relato de Raquel, en otro topic, pero no puedo precisar sobre que. Perdoname compañera.

Siempre he pensado que este tipo de temas llenan el hueco que existe en los aficionados a la "nueva formula 1". A mi personalmente, me hacen falta.

Espero que de vez en cuando nos enseñeis esos maravillosos años. Muchas gracias compañeros.

PD: Raquel, para empezar, deberias iluminarnos con algun relato de los tuyos.


--------------------
“El Foro es y sera, siempre, mi Segunda Casa"

"Modo Positivo ON"

"Pedro volverá"
Go to the top of the page
 
+Quote Post
QUIQUE A.
mensaje Apr 8 2008, 08:01 AM
Publicado: #12


¡A ras!
***

Grupo: Members
Mensajes: 783
Desde: 11-March 08
De: Ourense
Usuario No.: 5.140



La página de Karnaplosky es altamente recomendable: Joyas colgadas de un foro

Entre otras muchas referencias está la siguiente (perdonad si ocupa mucho) en el tomo 5:



Uno de los mejores pilotos de su tiempo, no sólo por su persistencia en conseguir victorias, su tenacidad en las carreras, sino también por superarse ante las adversidades. En una ocasión pilotó toda una carrera con un corsé de escayola y dos costillas rotas, en otra lo hizo con una pierna escayolada. En tres ocasiones salvó su vida, al saltar de su coche en marcha, tras incendiarse éste. No sólo tuvo valor para vencer a los demás pilotos sino también para hacerlo con los dolores de su maltrecho cuerpo, en especial a última hora con su enfermedad pulmonar.
Nacido el 16 de Noviembre de 1892 en Castel D'Ario, cerca de Mantua, era hijo de campesinos, lo cual se notaba en su oscura tez.
Desde pequeño asustó a sus vecinos primero con la bicicleta, atropellando a todo el que se ponía en su camino, luego con los caballos, y al final con un avión que compró por piezas y que nunca llegó a despegar, aún después de lanzarlo desde el tejado del granero.
Debuta en competición corriendo y venciendo en numerosas carreras de motos, siendo uno de los primeros en adoptar rodilleras para trazar las curvas.
En 1923 debuta en la competición automovilística con un Ansaldo. Al año siguiente consigue su primer título, en esta ocasión motociclista : Campeón de Italia de Motociclismo en 500 c.c.
En 1927 toma una de las decisiones más importantes de su vida empeñando todo lo que tiene, para comprar varios automóviles Bugatti, y junto a Achille Varzi y Cesare Pastore, crean un equipo de competición. Ese mismo año vence en el GP de Roma, su primera victoria en automóviles, a los mandos de un Bugatti. Continúa alternando las carreras de motos con las de coches, venciendo, el año siguiente, en ésta última especialidad en el GP de Tripoli y el de Alejandría con un Bugatti.
En 1929 nace su segundo hijo, Alberto. Tazio estaba casado con Carolina Perrina y tuvieron dos hijos : Giorgio y Alberto. Este año fue un año malo, ya que no ganó ninguna carrera ni siquiera en motocicletas. Al nacer su hijo estuvo a punto de dejar las carreras, por los malos resultados y por las nuevas responsabilidades familiares. Pero la competición es una droga que una vez que se prueba no se deja fácilmente, y esta vez Nuvolari continuaría, para al año siguiente vencer en las Mil Millas italianas, junto a Guidotti con un Alfa Romeo, y en el Tourist Trophy.
En 1931 tras 31 victorias y dos Campeonatos de Italia, renuncia a pilotar motos para dedicarse por completo al automóvil. Este año ficha por Alfa Romeo, y vence en la Targa Florio, en la Copa Ciano, es noveno en la Mille Miglia, vence en el GP de Italia, y disputa 20 carreras de las que en siete ocasiones salió vencedor, pilotando un Alfa Romeo 8C.
Como todos los corredores, Nuvolari, tenía sus manías sobre todo en lo referente a su atuendo. Exigía siempre pantalones ajustados en la parte inferior, utilizaba en todas las ocasiones un mono amarillo (salvo cuando pilotó para Auto Union, que era blanco) y un casco blanco, sobre el cual fijaba con un imperdible una imagen religiosa y un lacito tricolor. También llevaba cosido al mono su emblema : una tortuga de oro, con sus iniciales "T y N".
Durante 1932 vence en la Targa Florio, la Copa Ciano, la Copa Acerbo, la Copa Príncipe del Piamonte, y los GP de Mónaco, Italia y Francia. Una temporada bastante completa, en donde vemos como Nuvolari gana en todo tipo de carreras, tanto de resistencia, como de velocidad.
En 1933 repite triunfo en las Mil Millas junto a Compagnoni, vence en el Tourist Trophy con un MG, en las 24 Horas de Le Mans junto a Sommer, en la Copa Ciano, la Copa Eifel y el GP de Bélgica y Túnez.
Es capaz de demostrar en todo tipo de carreras que es el mejor y no duda en hacerlo compitiendo a veces en situaciones extremas. Su gran rival fue siempre Achille Varzi, que en demasiadas ocasiones le arrebató el triunfo por disponer de una máquina mejor. Tazio corría aprovechando al máximo el coche, pero a su vez cuidándolo, no abusaba de las marchas cortas y frenaba sólo lo justo. Aparte de excelente piloto, era un magnifico mecánico. El 22 de abril de 1934, sufre un gravísimo accidente,
mientras disputaba una carrera sin importancia en Alessandria, se sale de la pista y se estrella contra un árbol. Las lesiones fueron considerables, y los médicos le recomendaron reposo. A finales de ese mismo año, y desobedeciendo las órdenes médicas, vuelve a correr ¡aún con la pierna escayolada!.
Al margen de los automóviles y las motos, entre sus aficiones destacan la caza, preferentemente el tiro al pichón, y posteriormente también se aficionó al esquí.
En 1935 vuelve a pilotar para Alfa Romeo, venciendo en el GP de Alemania (28-07-1935), en la Copa Ciano y en el GP de Pau. Al año siguiente llega primero en la Copa Vanderbilt con su Alfa Romeo P2.
A finales de junio de 1937 muere su hijo Giorgio, un duro golpe para su vida personal, que pudo superar refugiándose en las carreras. En 1938 vence con Alfa Romeo, en los GP de Italia, Inglaterra y Bélgica. En el circuito de Pau, probando un Alfa Romeo, éste se incendia y el piloto logra salvarse saltando del coche en marcha. Tras este accidente aprovecha y se va de Alfa Romeo, para correr en Auto Union, en sustitución de Bernd Rosemeyer (1909-1938), quien se mata el 28 de Enero de 1938 al intentar batir un récord de velocidad, conseguido momentos antes por Caracciola.
En cierta ocasión mientras pilotaba, se le rompió el aro del volante, se detuvo en el box, se lo dio a los mecánicos y continuó corriendo el resto de la carrera guiando el coche con una llave inglesa.
En 1946 vuelve a la competición, tras el conflicto bélico, corriendo de nuevo para Alfa Romeo. Ese mismo año muere su segundo hijo, Alberto, de nefritis. Otro duro golpe que tuvo que asimilar, lo cual junto con su alergia a los gases del escape, hacían que cada competición fuese el doble de dura. Tras terminar cada carrera, su habitáculo aparecía lleno de sangre que expulsaba con la respiración, nada más salir del coche tenían que aplicarle una mascarilla con Oxígeno, ya que prácticamente terminaba las carreras exhausto. Tras llegar a estos extremos Nuvolari nunca tomó la decisión de retirarse de la competición, ya que para él no había otra forma de vivir que no fuera pilotando y ganando carreras, superándose así mismo y a todos los demás. Las idas y venidas al hospital eran cada vez más frecuentes, hasta que el 11 de agosto de 1953, fallecía a los 61 años de edad, como consecuencia de su penosa enfermedad pulmonar.
Tantos años arriesgando su vida en los circuitos y el destino quiso que se fuera prácticamente de muerte natural en su casa de Mantua. Este es el homenaje a un hombre que supo vencer todas las desdichas, y sobreponerse a cualquier cosa que le apartara de la competición (Artículo publicado por la Revista Retromóvil de Madrid, en diciembre de 1997)
Puesto por PABLO APARICIO RATO autospar@mixmail.com
En la web www.escudería.com
Go to the top of the page
 
+Quote Post
QUIQUE A.
mensaje Apr 8 2008, 08:16 AM
Publicado: #13


¡A ras!
***

Grupo: Members
Mensajes: 783
Desde: 11-March 08
De: Ourense
Usuario No.: 5.140



Hay otra anécdota muy buena al final de la página 68 de Hombres, mujeres y motores.
Go to the top of the page
 
+Quote Post
Raquel
mensaje Apr 8 2008, 09:09 AM
Publicado: #14


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 4.006
Desde: 11-March 08
De: Sitges. (Barcelona)
Usuario No.: 3.717



CITA(tenista @ Apr 7 2008, 10:43 PM) *
Tambien recuerdo algun relato de Raquel, en otro topic, pero no puedo precisar sobre que. Perdoname compañera.


Tenista, creo que te refieres a un fragmento del 1er capítulo de ese libro de Caracciola que tanta ilusión me hacía conseguir y que ¡al fin! logré gacias a la ayuda de Cosworth y Accitano. smile.gif "Mi mundo. Vida de un piloto piloto automovilístico", de Rudolf Caracciola.

Al menos es lo último que yo recuerdo haber escrito así, en el topic de Ayrton: "PENYA RHIN, MONTJUICH...":

http://www.pedrodelarosa.com/foro/index.php?showtopic=8952

Porque sobre Nuvolari no he escrito yo nunca nada propiamente. Sí tenía pensado recoger un fragmento muy bonito del libro "Historia del automovilismo en Catalunya" de Javier del Arco en que explica la 1ª vez que Nuvolari estvo en Barcelona, para añadirlo algún día a ese tema que abrió Ayrton. Pero no llegué a hacerlo...

Gracias, QUIQUE por el texto rescatado. wink.gif


--------------------
"I am an artist; the track is my canvas, and the car is my brush." - GRAHAM HILL
Go to the top of the page
 
+Quote Post
tenista
mensaje Apr 8 2008, 10:38 AM
Publicado: #15


TENISTA
***

Grupo: Members
Mensajes: 23.987
Desde: 11-March 08
De: Meco-Madrid
Usuario No.: 3.906



A ese mismo me referia, Raquel, de vez en cuando deberias narrarnos alguna parte mas, como cuando una madre cuenta un cuento a sus hijos, antes de dormir.


--------------------
“El Foro es y sera, siempre, mi Segunda Casa"

"Modo Positivo ON"

"Pedro volverá"
Go to the top of the page
 
+Quote Post
QUIQUE A.
mensaje Apr 8 2008, 02:44 PM
Publicado: #16


¡A ras!
***

Grupo: Members
Mensajes: 783
Desde: 11-March 08
De: Ourense
Usuario No.: 5.140



Aquí lo tenéis, está en el tomo 1.

Puesto por Ayrton 01/02/01

"El volador de Mantua" :

Domingo, 7 de Junio de 1936

TAZIO NUVOLARI GANA LA IV COPA BARCELONA – CIRCUITO DE MONTJUÏCH

EI domingo por la mañana, mientras el numerosísimo pública que acudía a ver la carrera se iba aposentando, se anunciaba por megafonía el forfait de Varzi y su sustitución por von Delius. Tras presenciar las autoridades el desfile de los coches al son de sus respectivos himnos nacionales, a las 15.45 horas el presidente de la Generalitat Lluís Companys escuchaba en posición de firmes Els Segadors y tras los aplausos de rigor se procedía al cierre del circuito y a la colocación de los coches en la parrilla de salida. Frente a los pilotos, un gran reloj marcaba los segundos que faltaban, novedad importante por que cualquier adelanto a la señal se penalizaría con 1‘.
Cuentan sesudos cronistas que Bernd Rosemeyer fue el más presto en la arrancada, seguida de Chiron, Caracciala y Nuvolari, rodando los cuat ro rueda con rueda para cubrir la primera vuelta en 2’06”. Dicho tiempo parece algo optimista y por otra parte, la foto de la página 69 muestra cómo Rosemeyer «se quedó» , siendo los otros tres quienes salieron disparados. Los hechos parecen confirmar plenamente esta versión: breve líder durante la segunda vuelta, Chiron cedía bajo la presión de Caracciola, que se escapaba del grupo pera sin poder deshacerse del tenaz Nuvolari. Los demás quedaban va a un centenar de metros.
Caracciola igualaba el récord del circuito (2’02”) en la vuelta 3. En la 5, Nuvolari decidía tomar un primer ataque y tras dejar el récord en 2’01”, tomaba el mando. Una más tarde abandonaba su compañero Antonio Brivio, al que seguirían luego Wimille y Etancelin. Rosemeyer, víctima de dos paradas en boxes, cerraba la marcha junto con Villapadierna. La carrera tomaba va cariz de duelo Caracciola-Nuvolari y los dernás, sin gran des variaciones de orde n, empezaban a rezagarse. En la vuelta 14, Nuvolari bajaba a 2’00”, en la 23 a l’59” y en la 28 a l’58”, a un promedio de 115,616 km/h. Su ventaja sobre Caracciola era entonces de 14” y todos los demás, hasta un total de 8 supervivienes, estaban doblados una o varias veces.
Tazio, que mantuvo su cadencia récord de 2’00” , 2’02” por vuelta prácticamente has ta la 35, paró a cambiar las ruedas traseras y a repostar en la 39, llevando sus mecánicos a cabo la operación en 40” según unas fuentes y en algo menos de 30” según otras. Caracciala tomó entonces el mando, pero Nuvolari, sabiendo que su rival alemán debería probablemente parar a su vez, volvió a la pista . Apretando de firme. De 30” en la vuelta 40, su retraso con respecto al Mercedes se reducía a 20” en la 50 (28”2 según el cronometraje «oficial» ). Y cuando Caracciola se detuvo en la vuelta 52/53 para sustituir la rueda trasera derecha que había perdido parte de su banda de rodadura en la zona alta del circuito, debiendo completar la bajada a marcha lenta, los mecánicas alemanes tardaran 43” en llevar a cabo la operación y el Alfa Romea volvió a colocarse en cabeza, esta vez por amplio margen, casi 40”. Pero este último no duró mucho ya que Nuvolari tendría que detenerse en la vuelta 58 para cambiar otra rueda y aunque sus mecánicos sóla tardaron 30” en hacerlo (17” según otras fuentes), la ventaja se veía reducida a la mitad al volver a la pista.
La lucha era tremenda. En la vuelta 60, a 20 del final, la diferencia entre Nuvolari y Caracciola era de 26”. El alemán y su Mercedes estaban rodando una y otra vez en 2’00”, ganándale 2” en cada vuelta al italiana y a su Alfa. Hasta el punto de que, considerando todos los factores en juego, Alfred Neubauer ordenó a Caracciola que atemperara su ritmo ya que de hacerlo así podría completar las 80 vueltas sin detenerse, mientras que Nuvolari, dentro de una lógica humana, debería repostar y cambiar neumáticos otra vez.
Sólo así se explica que en la vuelta 70, a 10 del final, la ventaja de Nuvolari hubiese aumentado a 18”6 (17”). Pese a lo cua l, Neubauer seguía confiado. ¿ No le estaban i ndicando a Tazio desde el box de la Scuderia Ferrari que se detuviera a cambiar ruedas? El mecánico de Mercedes destacado en la curva anterior a boxes confirmaba haber detectado a simple vista que los neumáticos del Alfa Romeo, en particular uno de ellos, estaban en las últimas. ¿ Y no había hecho Nuvolari una señal a su box indicando que a la siguiente vuelta pararía? ¡Suprema argucia capaz de engañar incluso al viejo zorro Neubauer, maestro de estrategas y rey de los trucos para engañar al contrario! Y supremo valor de quien sabía que se la estaba jugando a cara o cruz con unos milímetros de caucho y otros tantos de tela como garantía! Y un reventón era la certeza casi absoluta de acabar contra una pared, un árbol o una farola... « ¡T ate! », piensa Don Alfredo , « Tazio no se para. ¡Vuele a hacer la señal, pero no para! ¿Será capaz de ir hasta el final sin pararse...? ¡Claro, eso es! ¡Sacadle la pizarra a Rudi!» Pero cuando se la mostraron ya era tarde. Caracciola pasó a 14” de Nuvolari en la vuelta 76, a lO” en la 78 y a 9” en la 79, la penúltima. Los espectadores estaban electrizados. No necesitaban megafonía ni cronómetros ni estar frente a boxes para comprender lo que estaba ocurriendo. Se respiraba en el ambiente. El viejo zorro, aquel hombrecillo legendario, aquel diablo volador, aquel hermano de raza, temperamental, bajito, moreno, nervioso, de rostro inescrutable que se agita dentro del habitáculo, que gesticula e incluso grita como un poseso, de cuya hazaña del año anterior en Nürburgring tuvieron noticia y guardaban recuerdo, aquel Nuvolari irrepetible, estaba a punto de darles sopas con honda una vez más a los orgullosos alemanes, a sus máquinas perfectas y a su equipo, tan disciplinado que casi parece un batallón. O... ¿tal vel no lo conseguiría? Testigos ubicados en la Rosaleda, me dirán 30 años después que Nuvolari pasó por allí sobre dos ruedas. Claro que, ¡fíate de los «testigos» ¡ Probablemente, lo cierto sea que sus neumáticos estaban tan gastados que el coche derrapaba de mala manera, dando la impresión de ir sobre dos ruedas... Aún no había llegado a Font del Gat cuando el Mercedes entraba en Rosaleda. Y Dios Todopoderoso: aquella era una carrera! Quienes la esta ban viendo, no la olvidarían jamás. Última curva, a 200 metros de la meta: el Alfa derrapó, se iba. Los neumáticos no agarraban. Gemían. Se les veían las telas. En un esfuerzo supremo, Tazio lo recuperó. Lo obligó. Y logró dominarlo por última vez para cruzar la meta victorioso. Instantes después lo hacía Caracciola. Hubo 70.000 voces que ovacionaron al triunfador durante su vuelta de honor.

“Javier del Arco, 40 años de historia Montjuïch”-con su permiso
Go to the top of the page
 
+Quote Post
Nivola
mensaje Apr 8 2008, 08:29 PM
Publicado: #17


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 1.626
Desde: 11-March 08
De: Segovia-Valladolid
Usuario No.: 3.599



Muy buenas de nuevo.
Me alegra mucho que os haya gustado el tema. Por cierto, estupendos relatos,me encantan laugh.gif
En vista de que parece que sois varios los interesados, si me permitís, aprovecharé los momentos en que tenga algo de tiempo para seguir con la historia.
Generalmente ando muy escaso de tiempo libre, por tanto, cuando pueda, iré avanzando cosillas (puede que en pocos días escriba bastante y luego esté una temporada sin poder, así que intentaré aprovechar las rachas buenas).

En lo referente a las fotos, también miraré por solucionarlo, de momento tengo dos problemillas, uno menor, el escaner, lo tengo en el estudio de mi casa del pueblo y no voy todos los fines de semana...; el otro es que desde que cambió la página no consigo importar imágenes, pero bueno, no creo que sea cosa de mucho... espero solucionarlo.

Antes de seguir con el libro, me gustaria exponeros unas reflexiones sobre el tema.Esto son opiniones mías totalmente subjetivas:
Lo que más me ha subyugado siempre de Nuvolari en particular, y de todos aquellos hombres en general, aparte de lo puramente deportivo, es el transfondo personal, su intrínseca manera de ser, su filosofía o concepto de vida, tan meridianamente diferente de los ídolos de hoy día.
Antes que como puras estrellas del deporte, veo en aquellos personajes mucho más..., eran una mezcolanza de pioneros, aventureros, atletas a la vez que vividores (capaces de aprovechar una parada de repostaje para fumarse un cigarro), unos locos audaces que tan pronto se subían a un bólido, como a una motocicleta, un aeroplano, un globo, o proponían una expedición alpina...
Hombres realmente adelantados a su época (por ejemplo la Italia de los años 20 era en general una sociedad no muy industrializada, con una economía basada en el ámbito rural, donde digamos que los ricos del pueblo eran los que tenían un caballo,un burro o una bicicleta, imaginad pues,esas "máquinas rugientes"), por eso digo adelantados a su época, que vivían por y para su sueño, sin parar a preocuparse por las consecuencias, arriesgando la vida como quien bebe un vaso de agua, y además bajo unas connotaciones a mi juicio multiplemente meritorias por lo siguiente:
Mérito en lo deportivo: en el caso de Nuvolari, por ejemplo, si te fijas en su palmarés (otro día os lo pongo) es sencillamente escalofriante. Haría palidecer a Schummacher por nombrar a "alguien", evidentemente teniendo en cuenta las limitaciones de la época, pues entonces no había tal número de carreras y competiciones como ahora.
Pero es que este hombre (igual que otros contemporáneos) lo corría todo, diferentes categorías de coches y todas las cilindradas en motos, compaginándolo y llegando a disputar varias disciplinas incluso en la misma jornada.
Es como si ahora un piloto corriera en la misma temporada en F1, GP2, Le Mans, Rallys, más el mundial de 125, 250 y MotoGP...¡¡¡ y encima ganara!!! ohmy.gif
Otro valor en cuanto a lo económico. Con lo que superestrellas como Schummy, Kimi o Alonso ganan en un par de años (fichas,sponsors,publicidad, etc..) digamos que podrían vivir en la inmensidad ellos y varias de sus genraciones.
En comparación,los sueldos de aquellas viejas glorias eran irrisorios. Observad que su mayor fuente de ingresos eran las bolsas de premios por victorias. Ganaban dinero,cierto, y vivian en la opulencia, pero más o menos una estrella conseguia lo suficiente tras una vida de competición como para llegar a viejo en ese nivel económico.
El otro añadido para mí altamente meritorio, son las propias circunstancias de la época: en el caso de Tazio,es casi milagroso que muriera "por así decirlo" de viejo, cuando su última carrera había sido tres años atrás a los 57.
Máxime aquella gente que corría en "ataúdes con ruedas de bicicleta", y no obstante eran máquinas que superaban los 300 km/h, (Bernd Rosemeyer muere un 28 de Enero de 1938 a 450Km/h.!!!!!). Todo esto rodando muchas veces por circuitos y pistas (el mismo antiguo Nurburgring) que eran meros caminos de tierra sin asfaltar.
A esto sumemos que los accidentes y salidas eran frecuentisimos (lógico) y que la mayor parte de estos accidentes eran mortales de necesidad (también lógico).
Imaginad, pues, una carrera de aquellas e intentad compararla con lo visto el pasado Domingo. Se entiende la célebre frase que Nivola dedicó a Varzi cuando tras una carrera en la que éste echó intencionadamente a Tazio y que acabó con su fémur roto,al ir a disculparse, respondió: "Sin sentimentalismos, muchacho. Las carreras de autos no son para niños!".

Bueno no os aburro más con mis elucubraciones.
Os termino de traducir un poco del capítulo de ayer (lo de su muerte):



....La selección de la raza humana.

" A las nueve en punto de la noche, en la legendaria sala de edición del diario milanés `Corriere della Sera´ , un editor ( Dino Buzzati ??) estuvo buscando un titular para la historia que acababa de enviar a la sala de imprenta: ¨Un Hombre Superior¨ , y lo acompañó con una fotografía, elegida entre tantas otras, que él pensó expresaba algo más: un rostro en el que la vida había grabado con sus garras zarpazos de luces y sombras.
En las viejas oficinas de `La Gazzeta di Mantova´ a las once de la noche, el jefe de un pequeño equipo de artesanos de la noticia se sentó a golpetear fluidamente la teclas de una vetusta Olivetti, las últimas palabras de unos recuerdos sin principio ni final.
Los pensamientos venían a la mente de Mario Cattafesta fácil y rápidamente, para ser revividos de nuevo en las fotos de aquella carrera que presenció cinco años antes en las carreteras de Te, cerca de los lindes de Mantua, en las tierras de la familia nobiliaria de Gonzaga.
Vio a un viejo y cansado Nuvolari correr en su propia ciudad en memoria de sus hijos, Giorgio y Alberto, fallecidos ambos a los 18 años, sin haber tenido oportunidad de seguir realzando el nombre de la familia.
En aquella carrera, tazio, que salió disparado desde la misma salida, comenzó a ceder después de sólo unas pocas vueltas; no por su coche, ni por haber perdido sensibilidad en las curvas, sino por el enfermizo recuerdo que lo atenazaba y que se estaba tragando en esos momentos.
Cattafesta siguió escribiendo, recordando el encuentro que habían tenido cuando era sólo un joven reportero con el hombre legendario en un restautante de la ciudad llamado `da Gastone´. Tazio había insistido en una máxima: "...No importa hacer segundo o décimo. No sirve. Debes llegar el primero". Sí, sí, exactamente dijo "primero", rubricando la sentencia con el pulgar derecho.

Nuvolari hablaba poco, y escribió menos aún, pero sus biógrafos han publicado un confortante número de libros sobre él. Pasando rápido páginas de admiración, aparecen sonidos llenos de precisas comparaciones, y de un aparente énfasis inevitable, que son indicadores del contínuo y renovado interés. Generación tras generación. Todos cuentan relatos conocidos, hablan también de una historia de infidelidad..., pero cuando los lees, uno tiene la sensación de que cuando corría, algo lo hechizaba, lo maquillaba, algo que lo transformaba en un ser diferente a los otros cientos de corredores. Era un hombre inagotable, que jamás desfallecía, el privilegiado producto de una misteriosa selección entre la raza humana.

Su historia descansa en el interior de millones de palabras impresas, entre miles de fotografías, en muchos cientos de metros de película, en sólo unas cuantas docenas de trofeos, ya que él no se preocupaba de conservarlos y los regalaba o cedía, y en el sin embargo sí atesorado contrato con Alfa Romeo. Pero su mito continúa ascendiendo, superando y dejando atrás las áridas estadísticas, los monótonos listados, y el tradicional aparato retórico del que normalmente un biógrafo de un piloto de carreras no sabe cómo escapar.
Aquí lo realmente interesante es la persona. El hombre enfundado en su casco, y el hombre sin el casco.
Lo que nos seduce es esa secreta alquimia sin la cual nadie es capaz de transformarse a sí mismo y superarse. Los números no son suficientes, no bastan. Alain Prost, un extraordinario nombre en el mundo de los circuitos y del motor, ganó cuatro campeonatos del mundo de Fórmula 1, sin embargo no movió ni una sóla fibra en nuestro interior.
Quizá por ello, en aquel Agosto de 1953, Bruno Roghi, un periodista que supo encontrar la verdadera esencia de las palabras, escribiría:
¨Muere un pequeño hombre de 60 años. Nace lo que será Eterna Leyenda. Leyenda viva desde los 20¨. "
------------------

.....continuará..........



Ah!! mariaansj,no tomeis como discriminativo lo de "caballeros", lo uso porque a veces solía despedirme con la frase histórica que se usaba para iniciar las carreras("Caballeros, arranquen sus motores!!! ")..y se me pegó.. wink.gif

Saludos, damas y caballeros.... wink.gif


--------------------
Go to the top of the page
 
+Quote Post
accitano
mensaje Apr 8 2008, 08:48 PM
Publicado: #18


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 2.856
Desde: 11-March 08
De: Spain
Usuario No.: 3.692



Que maravilla este topic!!!!



--------------------
Saludos.

"Cada tanto viene bien una derrota" Frank Williams.
Go to the top of the page
 
+Quote Post
tenista
mensaje Apr 8 2008, 10:34 PM
Publicado: #19


TENISTA
***

Grupo: Members
Mensajes: 23.987
Desde: 11-March 08
De: Meco-Madrid
Usuario No.: 3.906



CITA
En vista de que parece que sois varios los interesados, si me permitís, aprovecharé los momentos en que tenga algo de tiempo para seguir con la historia.
Generalmente ando muy escaso de tiempo libre, por tanto, cuando pueda, iré avanzando cosillas (puede que en pocos días escriba bastante y luego esté una temporada sin poder, así que intentaré aprovechar las rachas buenas).


Si te sirve de ejemplo, yo llevo ya tres años leyendome "El Señor delos Anillos" justo al acostarme, unos dias dos hojas otros cuatro y muy pocos diez o mas. Es la esencia de los grandes relatos.


--------------------
“El Foro es y sera, siempre, mi Segunda Casa"

"Modo Positivo ON"

"Pedro volverá"
Go to the top of the page
 
+Quote Post
mariaansj
mensaje Apr 8 2008, 10:36 PM
Publicado: #20


Advanced Member
***

Grupo: Members
Mensajes: 121
Desde: 11-March 08
De: Granada
Usuario No.: 5.074



Este topic se esta poniendo interesante!! rolleyes.gif
Muchas Gracias por dedicarnos tus ratitos libres a traducirnos esta historia.

Por cierto, lo de Saludos Caballeros, no lo tomé como discriminatoriop (para nada), pero yo también quería un saludo para las mujeres!!!

Muchas Gracias y Saludos


--------------------
... En tiempos de injusticia es peligroso llevar la razón...
Go to the top of the page
 
+Quote Post

3 Páginas V   1 2 3 >
Fast ReplyReply to this topicStart new topic
1 usuario(s) está(n) leyendo este tema (1 invitado(s) y 0 usuario(s) anónimo(s))
0 usuarios(s) registrado(s):

 

Fecha y Hora Actual: 22nd May 2018 - 03:24 AM
© PEDRO DE LA ROSA - 2015